Tanto ERE como ERTE, son dos procedimientos que a consecuencia del COVID19 han cobrado protagonismo dentro del tejido empresarial español. Ambos procedimientos son figuras que buscan  salvaguardar a una empresa, con una situación económica insostenible.

Es importante analizar la realidad económica de cada empresa caso por caso para determinar cuál debe ser el procedimiento adecuado. Ambos nacen como procedimientos de urgencia y con la única finalidad de buscar la continuidad empresarial.

La legislación vigente en la materia, Real Decreto Ley 3/2012, es clara y la principal consecuencia es el despido o suspensión temporal de trabajadores. Tanto para un caso u otro, deben seguirse unos trámites administrativos cara a obtener autorización para su aplicación. Desde ARQUEO ASESORES, asesoría laboral en Elda y Petrer, os ayudaremos e informaremos sobre la materia para elegir la mejor opción.

LAS 2 PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE ERE Y ERTE

  • Su temporalidad. Sin duda esta es la gran diferencia, dado que las medidas que se adopten bajo un ERE son definitivas mientras que en ERTE son temporales.
  • Derecho a indemnización para el trabajador. En el caso de ERE el trabajador genera derecho a indemnización e incluso derecho a prestación por desempleo, mientras que en el ERTE no existe en principio derecho a indemnización. La figura del ERTE ha mutado durante el 2020 ante la pandemia que sufre nuestro país y se ha ido modulando en pro de los derechos de los trabajadores y empresario.

Cierto es que la legislación vigente en materia de ERTE va modificándose con carácter temporal ante la necesidad actual. El gobierno viene introduciendo novedades desde marzo de 2020 cara a garantizar y cuidar tanto a empresario como trabajador.

Ya seas empresario o trabajador, cualquier duda que pueda surgir en la materia estaremos encantados de daros un asesoramiento laboral adecuado. Contacta con nosotros para solicitar cita presencial u online.